SI TIENES PROBLEMAS PARA REPRODUCIR!

Ilustración 1MABARADIO

 Haz click Aquí.

 

9 alternativas sin plástico para cuidar las mascotas

1.- Bolsas para las heces

Utilizadas varias veces a lo largo del día, las bolsas de plástico para las heces de las mascotas suponen todo un desafío para el planeta. Millones de ellas se utilizan cada año en todo el mundo, siendo el papel de periódico o el papel de los folletos de propaganda la alternativa más sostenible. También existen en el mercado bolsas de papel especiales para recoger cómodamente las heces en la calle. Sin embargo, los más puristas alegarán que el uso de papel y cartón como sustituto del plástico también tiene un impacto importante. Otra de las alternativas posibles son, las bolsas biodegradables o compostables, aunque también tardan bastante en descomponerse.

2.- Correas, collares y arneses

Son productos necesarios para las mascotas y normalmente están fabricadas en plástico. Para evitar el uso de este material en las correas, collares y arneses, existen alternativas sostenibles hechas con fibras orgánicas como el cáñamo o la lana. Otras opciones libres de plástico son los fabricados a partir de cuero o piel.

3.- Comederos y bebederos

El comedero de plástico se puede sustituir fácilmente por cuencos hechos con otros materiales. Los de cerámica o acero inoxidable son dos alternativas higiénicas y ecológicas fáciles de encontrar en cualquier tienda.

4.- Areneros para gatos

Los hay desechables y también de plástico, pero ambas opciones suponen un peligro para la salud del planeta. Una alternativa sostenible y biodegradable son los areneros ecológicos hechos con bambú y con materiales reciclados. Una elección que cuida de los gatos pero también del medio ambiente.

5.- Cunas y camas para perros

Es muy común optar por productos de plástico ya que presentan una mayor resistencia, pero las alternativas sostenibles pueden ser igual de duraderas con un mantenimiento adecuado. Para evitar el plástico en las cunas y camas para perros existen, por ejemplo, opciones ecológicas fabricadas con plásticos reciclados o con madera.

6.- Piensos y galletas

La alimentación de una mascota genera muchos residuos contaminantes. Los piensos o galletas para perros y gatos vienen normalmente envasados en bolsas de plástico pero actualmente ya existen alternativas sostenibles. Un claro ejemplo es el pienso y las galletas caninas a granel que permiten reducir notablemente la cantidad de plástico que acaba en el contenedor. Además, la arena para gatos es otro de los productos que se pueden localizar sin envases plásticos, pudiendo ser esta, además, ecológica y biodegradable.

7.- Jabones y productos de higiene

Los productos de higiene de mascotas se venden normalmente en botellas de plástico, lo que supone un desafío medioambiental importante ya que tardan muchos años en degradarse. Una alternativa sostenible son los jabones en pastilla o los productos de higiene a granel.

8.- Transportín

Suelen estar hechos de plástico pero también existen transportines sostenibles en el mercado. Los de madera cumplen la misma función aunque suelen ser ligeramente más pesados que sus homólogos de plástico. Sin embargo, los de tela, aluminio o acero son materiales más ligeros y con las mismas funcionalidades que un transportín convencional.

9.- Juguetes

La diversión de las mascotas no debería ser un riesgo para la salud del planeta. La oferta de juguetes libre de plásticos es cada vez mayor por lo que perros y gatos pueden divertirse igualmente sin comprometer la sostenibilidad medioambiental. Cuerdas hechas con cáñamo natural, pelotas de goma natural, mordedores de algodón y yute son solo algunas de las opciones que se encuentran en el mercado actualmente.

Paula González es periodista y se ha especializado en el movimiento Slow. Divulga sus experiencias a través del blog Efecto Green donde habla semanalmente del movimiento Slow Life.