SI TIENES PROBLEMAS PARA REPRODUCIR!

Ilustración 1MABARADIO

 Haz click Aquí.

 

El uso indebido del veneno está terminando con la fauna en Kenia


En todo el planeta la gente siempre ha usado veneno para cazar animales y matar enemigos. En Kenia, y en algunas partes de África, se utiliza actualmente el veneno para matar animales. Lamentablemente, en la caza furtiva de elefantes, rinocerontes y otras especies, utilizan estos plaguicidas porque son baratos, accesibles y letales.

Por otro lado, el problema es que para muchas comunidades el león es considerado una amenaza para su modo de vida y no es visto cómo el símbolo nacional que intenta proteger el Servicio de Vida Salvaje de Kenia, KWS por sus siglas en inglés.

Cuando un león mata una cabeza de ganado o un elefante destruye una propiedad, los locales los matan.

Para ejemplificar este crítico problema, les presentamos un caso de unos leones que atacaban el ganado en una poblado en Kenia:

En una ocasión, para proteger al ganado, un hombre colocó un altavoz en el techo de un vehículo y reprodujo una grabación del quejido moribundo de una cría de búfalo. Este es un so­nido al que ningún león puede resistirse. No había pasado ni un cuarto de hora cuando apareció una leona. Este felino se movía cuatelosamente cuando un veterinario, que aguardaba cerca, le disparó con un rifle que iba cargado con un dardo tranquilizante.

Tras ordenar a sus hombres que enjaularan a la leona inconsciente, la población pensó que la manada, que todavía rondaba el area, quedaría alterada y los otros leones dejarían de atacar el ganado de la comunidad. Sin embargo, esa misma noche los dos machos, probablemente en busca de la hembra, se acercaron a la comunidad. La gente capturó y sedó a uno de los leones hermanos, pero el otro se logró escapar.

El macho y la hembra capturados finalmente fueron liberados en el Parque Nacional de Tsavo.

Este es un claro ejemplo de que las áreas protegidas de Kenia están sometidas a una presión por el crecimiento de la población. El desarrollo acelerado está invadiendo la naturaleza con autopistas, vías férreas y líneas de alta tensión para la industria.

El león es la especie emblemática de Kenia, pero en el país quedan menos de 2,000 ejemplares de leones, de los 20,000 que había hace cinco décadas, y han desaparecido el 90% de su territorio original. Es por esta razón que para poder solucionar esta situación tan crítica es imprescindible la cooperación de los lugareños.

Varias ONGs han ensayado un nuevo sistema para la conservación de la fauna en África. El cual está basada en intentar reducir los envenenamientos vengativos, la caza furtiva y otros tipos de actos violentos contra la fauna salvaje. Las estrategias incluyen patrullar en quitar trampas caseras; compensar a los ga­naderos por las pérdidas de vacas y cabras (con fondos públicos y privados); y proporcionar mejores rejas para proteger al ganado por la noche. 

Desde 2010 la Fundación Anne Kent Taylor ha reforzado cerca de 800 rejas en la región de Mara. Esto ha disminuido la depredación de ganado en casi todos los casos. Esto significa que ha desaparecido el principal mótivo para el envenenamiento preventivo y vengativo de la fauna salvaje.

Los envenenamientos son un problema en Kenia.

Otra de las estrategias más prometedoras de las ONGs ha sido emplear a lugareños como guardias, mediadores y agentes de conservación. "La protección de la fauna salvaje debe estar a cargo de la población", afirma Richard Bonham, cofundador y director de operaciones para África de Big Life, refiriéndose al conflicto entre humanos y animales en Amboseli.

Kenia, afirman expertos, aún está a tiempo de salvaguardar los corredores migratorios y las zonas de dispersión más cruciales de la fauna africana. En gran medida todo depende en que se garantice la preservación de todos los animales en las áreas protegidas.  

Existen varios programas para reducir los envenenamientos vengativos.

NO TE PIERDAS: Confirmado con drones: Costa Rica está repleta de tortugas
Un pastor masái enseña el carbosulfán o veneno que esconde cerca de su casa. El cual lo utilizó para matar a una hiena que había atacado a sus cabras.