SI TIENES PROBLEMAS PARA REPRODUCIR!

Ilustración 1MABARADIO

 Haz click Aquí.

 

La COP25 día a día: jornada 10

  • La Comisión Europea ha presentado hoy en la Cumbre del Clima de Madrid el llamado Pacto Verde Europeo, o en inglés European Green Deal, cuyo objetivo es lograr la transición ecológica de la economía europea y conseguir la neutralidad climática en 2050. Sin embargo las críticas a las iniciativas mostradas no se han hecho esperar, ya que las medidas presentadas apenas han resultado en un esbozo del que quedan por concretar muchos detalles, dar respuesta aún a muchos interrogantes, y que muchos han tildado de un mero calendario. La propia Ursula von der Leyen, nueva presidenta de la Comisión Europea ha declarado esta mañana en comparecencia de prensa que el documento presentado es una "hoja de ruta".
  • Una alianza de países entre los que se incluyen las Islas Marshall, Costa Rica, Noruega, Bután, Alemania, Granada, Luxemburgo y Suecia exigió ayer martes que los países cumplan los objetivos climáticos más estrictos. "Aunque escasas, algunas partes muy influyentes -refiriéndose presumiblemente a países como China, Estados Unidos y Rusia están obstaculizando los esfuerzos", declaró la Alianza de los Pequeños Estados Insulares (AOSIS).
  • Observadores de la COP25 explican que países como Arabia Saudita, Australia y Brasil no están de acuerdo en salvaguardas más estrictas para los mercados de carbono. Estados Unidos, la UE y otras naciones desarrolladas no están presentando nuevas formas de financiación para apoyar a las naciones más pobres en pérdidas y daños. India, China, Brasil, Arabia Saudita y otras economías emergentes no quieren comprometerse con nuevos recortes de carbono.
  • El Índice de actuación sobre el Cambio Climático -CCPI por sus siglas en inglés- mide y observa las emisiones, la participación de energía renovable y las políticas climáticas de la Unión Europea y de 57 países en todo el mundo. En la evaluación global presentada en la COP25 se ha informado de que países como Estados Unidos y Arabia Saudita y Australia se encuentran entre los principales contaminadores que muestran "apenas signos" de reducir su producción de gases de efecto invernadero. Si bien este compromiso climático varía enormemente entre países, incluso dentro de la Unión Europea, con Suecia a la cabeza, el informe encontró que ninguno de los países encuestados se encontraba actualmente en un camino compatible con los objetivos climáticos de París.
  • La joven activista Greta Thunberg ha criticado esta mañana a los líderes mundiales y declarado que "casi no se está haciendo nada".
  • En el evento “Estrategias transformadoras de desarrollo resiliente al clima para aumentar los beneficios colaterales para la salud y el bienestar”, celebrado en el Pabellón España, se han resaltado las sinergias que el sector de la salud quiere impulsar para promover una verdadera respuesta de los gobiernos y sociedades al desafío del cambio climático. En su intervención por videoconferencia, la directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha recordado que cada año la contaminación del aire causa unas 7 millones de muertes prematuras, por lo que es necesario impulsar con urgencia la reducción y eliminación del uso de combustibles fósiles y la promoción del coche eléctrico y otras formas de transporte limpio en ciudades.
  • La mesa redonda celebrada esta mañana en el Pabellón España, titulada “Desinformación, fake news y negacionismo climático”, se ha centrado en la desinformación y las fake news como uno de los principales escollos en la lucha contra el cambio climático. El director de la Unidad de Inteligencia de Energía y Clima organización Energy and Climate Intelligence Unit (ECIU) Richard Black ha hecho hincapié en que “las fake news han existido desde que existe la prensa” y que no es tanto que la gente no esté interesada en el cambio climático sino que las élites negacionistas han hecho pensar a los políticos que no lo están. Berna González-Harbour, subdirectora del diario El País ha expresado con rotuntidad que “el problema no es que la gente cree fake news, sino que los líderes políticos los usan de forma populista”