SI TIENES PROBLEMAS PARA REPRODUCIR!

Ilustración 1MABARADIO

 Haz click Aquí.

 

La diferencia entre epidemia y pandemia

Hasta el pasado miércoles 11 la Organización Mundial de la Salud no había calificado al coronavirus, COVID-19, como pandemia. Ahora que ya se ha propagado a más de 110 países y tras tres meses de contagios a todos los niveles de la población, la OMS ha decidido cambiar el status y ha pasado a considerarse una pandemia.

Para que una enfermedad se denomine pandemia debe propagarse por todo el mundo, extendiéndose a varios países de diferentes continentes y afectando a un gran número de personas. Es decir, este término no implica una gravedad mayor o menor de la enfermedad, sino una propagación rápida y mundial. Según la OMS, se produce una pandemia cuando aparece un nuevo virus que se propaga por el mundo y la mayor parte de la población no es inmune al mismo.

Por su parte, una epidemia ocurre cuando una enfermedad se extiende por una zona concreta durante un determinado tiempo afectando a un gran número de personas.

Es decir, la principal diferencia entre epidemia y pandemia radica en la situación geográfica y el número de casos, siendo mayor la proporción el caso de la pandemia. Como apunta Fernando González Candelas, catedrático de Genética de la Universitat de València, "la principal diferencia entre una pandemia y una epidemia es la escala geográfica. Los epidemiólogos usan el término epidemia para referirse a cualquier enfermedad que se propaga en la población de forma activa y, frecuentemente, escapando al control normal y deseable por las autoridades sanitarias".

¿Por qué hasta ahora no se consideraba pandemia?

Hasta que no alcanza una cierta cantidad de personas afectadas en muchos lugares del mundo la OMS no podía declarar la enfermedad como una pandemia. El día que hizo la declaración ya había unos 128 000 casos confirmados en todo el mundo: más de 20.000 en China, más de 12.000 en Italia, unos 10.000 en Irán... y la cifra continúa en aumento de manera alarmante en todos los continentes. Así pues, la declaración de pandemia confirma que el coronavirus ha aparecido en todo el mundo, ha pasado a ser un problema mundial.