SI TIENES PROBLEMAS PARA REPRODUCIR!

Ilustración 1MABARADIO

 Haz click Aquí.

 

El CBD como potencial tratamiento para el cáncer de pulmón

Actualmente, se reconocen tres tipos generales de cannabinoides: los fitocannabinoides, o cannabinoides a secas, sintetizados naturalmente por la planta de cannabis; los cannabinoides endógenos, o endocannabinoides, producidos por organismos animales y el cuerpo humano; y los cannabinoides sintéticos, compuestos similares generados en laboratorio.

Respecto a los segundos, el sistema endocannabinoide -SEC- es un sistema formado por un grupo de receptores localizados en el cerebro y los sistemas nerviosos central y periférico de los mamíferos que en los últimos años se ha presentado como una diana terapéutica de gran interés en el campo de la fisiología. Es por ello por lo que, en la actualidad, muchos estudios apuntan hacia la comprensión de la actividad tanto de los endocannabinoides, como de los tratamientos terapéuticos relacionadas con ellos.

Por ejemplo, es sabido que en los mamíferos los endocannabinoides están involucrados en numerosos procesos importantes para el organismo como son la función nerviosa, la emoción, el metabolismo energético, el dolor, la inflamación, el sueño o la función inmunológica. Químicamente similares a estos endocannabinoides, los cannabinoides -procedentes del cannabis- pueden interactuar del mismo modo con las vías de señalización de las células, un ámbito de actuación el que se también se incluyen las células cancerosas, motivo por el cual han sido estudiados como tratamiento primario en la enfermedad del cáncer, pese a unos resultados poco consistentes al respecto.

Ahora, no obstante, una reciente investigación publicada por un equipo de médicos del Hospital General de Watford, en Reino Unido, bajo el título Lung cancer patient who had declined conventional cancer treatment: could the self-administration of ‘CBD oil’ be contributing to the observed tumour regression?, acaba de concluir que el cannabidiol o CBD -un componente no psicoactivo de la planta de la marihuana- podría tener efectos potencialmente beneficiosos en el tratamiento del cáncer de pulmón.

El cannabidiol -un componente no psicoactivo de la planta de la marihuana- podría tener efectos potencialmente beneficiosos en el tratamiento del cáncer de pulmón

Los autores llegaron a esta conclusión tras el estudio, detallado en la publicación, del caso de una mujer de unos 80 años diagnosticada con cáncer de pulmón. La paciente contaba, además, con principios de enfermedad pulmonar obstructiva crónica -EPOC- osteoartritis e hipertensión arterial, por lo que estaba tomando varios medicamentos.

El caso de Olivia Jones

Olivia Jones -por bautizar a la paciente con un nombre ficticio muy británico-, era fumadora; consumía alrededor de un paquete de cigarrillos a la semana. Su tumor tenía un tamaño de 41 milímetros en el momento del diagnóstico, sin evidencia de diseminación, por lo que su caso se prestaba a un tratamiento convencional de cirugía, quimioterapia y radioterapia. Sin embargo, la mujer se negó a proceder con el tratamiento, por lo que fue sometida a un control de observación y espera que incluyó tomografías computarizadas periódicas entre cada 3 y 6 meses.

Lo esperable, dada la avanzada edad de la paciente y la ausencia de tratamiento, era que la enfermedad se hubiera visto agravada en cada chequeo consecutivo. Sin embargo, y para sorpresa de los médicos, las pruebas mostraron que el tumor se estaba reduciendo progresivamente, reduciendo su tamaño de 41 milímetros en junio de 2018 a tan solo 10 en febrero de 2021, lo que equivale a una reducción general del 76% en el diámetro y un promedio del 2,4% mensual, según los autores del informe.

"Este es solo el informe de un caso, con solo otro caso similar informado, advierten los autores del estudio revisado por pares"

El caso es que cuando fue contactada por los médicos en 2019 para discutir su progreso, la mujer reveló que había estado tomando aceite de CBD como autotratamiento alternativo para su cáncer de pulmón desde agosto de 2018, poco después de su diagnóstico original. Lo había hecho por consejo de un familiar, después de presenciar a su marido lidiar con los efectos secundarios de la radioterapia. Olivia afirmaba tomar 0,5 mililitros de aceite de CBD entre dos y tres veces al día, cuyos principios activos fundamentales, según la información del proveedor, eran Δ9-tetrahidrocannabinol -THC-al 19,5%, cannabidiol al 20% y ácido tetrahidrocannabinólico -THCA- al 24%.

La mujer afirmó que su apetito se había visto reducido desde que comenzó a consumir el aceite, pero que no sintió otros "efectos secundarios" obvios. Tampoco hubo otros cambios en sus medicamentos recetados, dieta o estilo de vida. Y siguió fumando durante todo este periodo. Pero "este es solo el informe de un caso, con solo otro caso similar informado·, advierten los autores del estudio revisado por pares. "No está claro cuál de los ingredientes del aceite de CBD podría haber resultado útil" continúan.

"No podemos confirmar todos los ingredientes del aceite de CBD que estaba tomando la paciente o proporcionar información sobre cuál de los ingredientes puede estar contribuyendo a la regresión observada del tumor", añaden mientras enfatizan que, "aunque parece haber una relación entre el consumo del aceite de cannabidiol y la regresión observada del tumor, no podemos confirmar de manera concluyente que la regresión del tumor se deba a que la paciente consumiera CBD".

El cannabis tiene una larga trayectoria en la medicina moderna, ya que se comenzó a usar alrededor de 1842 por sus efectos analgésicos, sedantes, antiinflamatorios, antiespasmódicos y anticonvulsivos. "Se cree ampliamente que los cannabinoides pueden ayudar a las personas con dolor crónico, ansiedad y trastornos del sueño; también se utilizan en cuidados paliativos", añaden los autores, quienes, no obstante, no dudan en afirmar que "sería muy anticipado sacar conclusiones". “Aún se necesita más investigación para identificar el mecanismo de acción real, las vías de administración, las dosis seguras, sus efectos sobre los diferentes tipos de cáncer y cualquier posible efecto secundario adverso del uso de cannabinoides”, sentencian.

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!