SI TIENES PROBLEMAS PARA REPRODUCIR!

Ilustración 1MABARADIO

 Haz click Aquí.

 

‘Endurance’ tiene nuevos tripulantes: anémonas, esponjas y otras criaturas submarinas

Fotografías recientes del buque ‘Endurance’ demuestran que tiene nuevos tripulantes marinos, que lo escogieron como su nuevo hogar en la Antártida.

Ernest Shackleton se atrevió a retar los límites de la exploración del siglo XX tomando el timón de ‘Endurance’. A pesar de que su padre quería que fuera médico, él siempre tuvo en la mira conquistar los polos congelados de la Tierra. Ni siquiera todos los años de preparación naval le fueron suficientes para evitar el encallamiento que el buque tuvo en un bloque de hielo poderoso en la Antártida.

En cuestión de horas, el barco se hundió por completo en el mar congelado del sur. El accidente sucedió en 1914, según documenta la BBC, en medio de las tensiones europeas por el estallido de la Primera Guerra Mundial. Nada se supo del esqueleto de la embarcación durante décadas.

Por el contrario, tendría que pasar más de un siglo antes de que fuera encontrado en el fondo del mar de Weddell. Hoy, a 107 años del hundimiento de Endurance, la embarcación tiene nuevos tripulantes. Ninguno de ellos tiene conocimientos de técnicas de ataque bélico, ni la intención de explorar los mares australes. Por el contrario, llevan miles de años viviendo ahí.

Te sugerimos: Casi 100 años después, encuentran la legendaria embarcación de Shackleton en las costas de Antártida

Nuevos integrantes abordo de ‘Endurance’

tripulantes Endurance
Huw Griffiths vía Twitter (@griffiths_huw)

«Con los años, el barco se había vuelto tan exuberante como un jardín«, según lo describe The New York Times. Así lo demuestran las fotografías que el biólogo marino Huw Griffiths tomó de los nuevos tripulantes de Endurance. Anémonas, esponjas y otras criaturas de las profundidades marinas se apropiaron de la embarcación, que ahora es su nuevo hogar.

El biólogo marino de British Antarctic Survey publicó un hilo desde su cuenta personal de Twitter en el que muestra la biodiversidad que ahora se apoderó de Endurance. Con esta nueva tripulación, la carcasa del barco está perfectamente integrada a las condiciones ambientales precarias del polo sur.

Casi sin querer, las fotografías de Griffiths están sirviendo como evidencia de la fauna que existe en los mares de la Antártida. Algunas de las especies ni siquiera se conocían. Así lo explica Louise Allcock, zoóloga de la Universidad Nacional de Irlanda Galway:

«Ha habido mucho trabajo en el mar de Weddell, pero principalmente en fondos blandos”, dice la especialista. “Existe la posibilidad de que haya nuevas especies, aunque sólo sea por falta de atención”.

La presencia de estas especies en la embarcación demuestra cómo es que los animales integran los desechos humanos y los integran a su cotidianidad. Los nuevos tripulantes de Endurance ya tomaron a la embarcación como su nuevo lugar de asentamiento. “La tripulación anterior salió con vida», explica Griffiths sobre el accidente de 1914, «y estos son los que se mudaron”.

Sigue leyendo:

Los ejercicios de la marina rusa podrían estar detrás de la muerte de ballenas en Irlanda

Descubren una canoa maya intacta en el fondo de un cenote cerca de Chichén Itzá

The post ‘Endurance’ tiene nuevos tripulantes: anémonas, esponjas y otras criaturas submarinas appeared first on National Geographic en Español.

‘Endurance’ tiene nuevos tripulantes: anémonas, esponjas y otras criaturas submarinas

Fotografías recientes del buque ‘Endurance’ demuestran que tiene nuevos tripulantes marinos, que lo escogieron como su nuevo hogar en la Antártida.

Ernest Shackleton se atrevió a retar los límites de la exploración del siglo XX tomando el timón de ‘Endurance’. A pesar de que su padre quería que fuera médico, él siempre tuvo en la mira conquistar los polos congelados de la Tierra. Ni siquiera todos los años de preparación naval le fueron suficientes para evitar el encallamiento que el buque tuvo en un bloque de hielo poderoso en la Antártida.

En cuestión de horas, el barco se hundió por completo en el mar congelado del sur. El accidente sucedió en 1914, según documenta la BBC, en medio de las tensiones europeas por el estallido de la Primera Guerra Mundial. Nada se supo del esqueleto de la embarcación durante décadas.

Por el contrario, tendría que pasar más de un siglo antes de que fuera encontrado en el fondo del mar de Weddell. Hoy, a 107 años del hundimiento de Endurance, la embarcación tiene nuevos tripulantes. Ninguno de ellos tiene conocimientos de técnicas de ataque bélico, ni la intención de explorar los mares australes. Por el contrario, llevan miles de años viviendo ahí.

Te sugerimos: Casi 100 años después, encuentran la legendaria embarcación de Shackleton en las costas de Antártida

Nuevos integrantes abordo de ‘Endurance’

tripulantes Endurance
Huw Griffiths vía Twitter (@griffiths_huw)

«Con los años, el barco se había vuelto tan exuberante como un jardín«, según lo describe The New York Times. Así lo demuestran las fotografías que el biólogo marino Huw Griffiths tomó de los nuevos tripulantes de Endurance. Anémonas, esponjas y otras criaturas de las profundidades marinas se apropiaron de la embarcación, que ahora es su nuevo hogar.

El biólogo marino de British Antarctic Survey publicó un hilo desde su cuenta personal de Twitter en el que muestra la biodiversidad que ahora se apoderó de Endurance. Con esta nueva tripulación, la carcasa del barco está perfectamente integrada a las condiciones ambientales precarias del polo sur.

Casi sin querer, las fotografías de Griffiths están sirviendo como evidencia de la fauna que existe en los mares de la Antártida. Algunas de las especies ni siquiera se conocían. Así lo explica Louise Allcock, zoóloga de la Universidad Nacional de Irlanda Galway:

«Ha habido mucho trabajo en el mar de Weddell, pero principalmente en fondos blandos”, dice la especialista. “Existe la posibilidad de que haya nuevas especies, aunque sólo sea por falta de atención”.

La presencia de estas especies en la embarcación demuestra cómo es que los animales integran los desechos humanos y los integran a su cotidianidad. Los nuevos tripulantes de Endurance ya tomaron a la embarcación como su nuevo lugar de asentamiento. “La tripulación anterior salió con vida», explica Griffiths sobre el accidente de 1914, «y estos son los que se mudaron”.

Sigue leyendo:

Los ejercicios de la marina rusa podrían estar detrás de la muerte de ballenas en Irlanda

Descubren una canoa maya intacta en el fondo de un cenote cerca de Chichén Itzá

The post ‘Endurance’ tiene nuevos tripulantes: anémonas, esponjas y otras criaturas submarinas appeared first on National Geographic en Español.